Sugaring: La depilación con azúcar que puedes preparar tu misma 

Sugaring-La-depilación-con-azúcar-que-puedes-preparar-tu-misma 

El sugaring o la depilación de azúcar es método milenario de depilación usado desde la antigüedad y para la cual necesitamos ingredientes naturales que tenemos en nuestra casa, el método es parecido al de la cera, pero tiene muchas más ventajas que este.

¿Quieres conocer más de esta técnica? ¡Sigue leyendo!

Ventajas y beneficios del sugaring

  1. Es económica, ya que solamente se necesita azúcar y limón.
  2. Es tan duradera como la cera, y menos dolorosa.
  3. Puede usarse para el vello corto.
  4. No contiene agentes químicos
  5. Puede usarse en cualquier parte del cuerpo

¿Cómo hacer la cera de azúcar?

Para hacer la cera necesitas:

  • 2 tazas de azúcar
  • El judo de un limón amarillo
  • Agua (por si el jugo no es suficiente)

Procedimiento

Coloca el jugo de limón y las dos tazas de azúcar en una cazuela u olla mediana. El jugo debe cubrir completamente el polvo, si esto no pasa, deberemos añadir un poco de agua.

Calentamos esta mezcla a fuego medio-alto, revolviendo con una cuchara de madera hasta que el azúcar se diluya completamente. Si tenemos un termómetro de cocina a la mano, podemos comprobar que alcance los 115 grados centígrados

Cuando empiece a hervir bajaremos bastante el fuego, y esperaremos a que se haga una pasta espesa y pegajosa, pero manejable de color dorado suave como si fuera miel. Si tiene un color oscuro, posiblemente se nos ha quemado y debemos volver a  hacerlo.

Retiremos del fuego, pongámoslo en un frasco o bote donde nos sea fácil sacarlo y esperemos hasta que enfrié.

¡Y esta lista nuestra cera!

Aplicación

Opcionalmente podemos realizar una exfoliación antes de la depilación, aunque si tenemos una piel sensible no es recomendable. También es aconsejable que pongamos un poco de talco a la piel para que no se adhiera demasiado.

Limpiaremos y secaremos bien la zona del cuerpo donde se aplicara para que no tenga problemas en secarse

Si notamos que la cera está demasiado espesa, podemos calentarla un poco con 10 o 15 segundos bastara. La cera debe estar tibia, no caliente.

Con las manos bien limpias, y con un poco de aceite, tomaremos un poco de cera y la untaremos en el sentido contrario al crecimiento del vello.

Nos ayudara tensar un poco la piel con la otra mano. Repartiremos bien la cera para que quede una capa delgada y sin esperar tiraremos de ella en la dirección del crecimiento del vello.

Con la misma  pasta se untara en otra zona y repetiremos el proceso. Al finalizar podremos aplicar un poco de crema hidratante o gel de aloe vera para calmar la piel.

Así es como se depila en esta milenaria técnica, ¿Estas dispuesta a utilizar azúcar como una medida diferente a la cera? ¡Déjanoslo saber en los comentarios!

Deja una respuesta