Conoce a tu nuevo aliado de belleza : El barro

el barro belleza piel

¿Tuviste una semana llena de tareas, y trabajo? ¿Tu cuerpo te pide un descanso? Si quieres consentir tu piel, y descansar como reina, te presentaré al indiciado: El barro. Este ingrediente natural ha sido utilizado desde hace siglos para cuestiones estéticas. Así que no esperes más y sigue leyendo para conocerlo mejor…

¿Qué es el barro?

Es la porción de tierra sobre la cual no crece ninguna planta. El color depende de la zona de la que fue extraída, sus colores pueden variar entre amarillo, blanco o gris. Pero el mejor para nuestra piel es sin dudas, el verde.

Propiedades del barro

  • Es un excelente regenerador celular.
  • Tiene propiedades exfoliantes, lo cual dejara nuestra piel suave y limpia.
  • Tiene propiedades desinflamantes y relajantes.
  • Elimina toxinas de nuestro cuerpo.
  • Es ideal para darle a nuestra piel un aspecto más jovial.

¿Dónde puedo comprar el barro?

Podemos comprar barro en tiendas naturistas, y herbolarias. Se puede encontrar en polvo o ya preparada, que tendrá una consistencia como de lodo. El precio por kilo (al menos el de polvo) es de $30 pesos mexicanos por un kilo. Recuerda que el barro verde es el que tendrá un mejor efecto en nuestra piel.

Ahora que conocemos más sobre el barro, es tiempo de aprender a hacer las mascarillas ideales para nuestro tipo de piel. Para las siguientes mascarillas, nosotras recomendamos arcilla en polvo.

Para todo tipo de piel: debemos preparar un té de manzanilla, y agregárselo a nuestra arcilla (para esto la arcilla debe ser en polvo), la cantidad de té es proporcional a la cantidad de arcilla que vayas a usar, la consistencia final debe ser cremosa.

Piel seca:

podemos mezclar el barro con salvado de avena, aceite de almendras y germen de trigo, y poquita agua (si es en polvo). Debemos ir removiendo bien hasta crear una pasta homogénea. Nota: nuestra mezcla JAMAS debe estar en contacto con ningún objeto de meta, ni plástico, ya que este le restará eficacia.

Piel grasa:

Previamente se debe tener una infusión de té verde preparado, y agregarle el polvo de arcilla hasta que este cremoso, al igual que con la mascarilla para todo tipo de piel, la cantidad de ingredientes dependerá de la cantidad que quieras preparar.

Piel mixta:

a la mezcla de arcilla, debemos agregar una cucharadita de aceite de almendras, y una cucharada de levadura de cerveza, hasta conseguir una pasta homogénea.

La mascarilla deberá ser aplicada directamente con las yemas de los dedos (preferentemente) o una brochita delgada. Aplicaremos una capa delgada y uniforme, de aproximadamente un milímetro. Una vez seca, podemos retirarla con abundante agua; y listo. ¡Disfruta de tu cara más suave que nunca!

Cuéntanos tu experiencia en los comentarios y compártelo con esa amiga, con la que quieras pasar una tarde de películas, consintiéndose con estas mascarillas ¡Hasta pronto!

Deja una respuesta