Automasaje reductor en casa

Masajes-reductores-de-abdomen

Esto lo encuentro genial. La posibilidad de poder tu misma proporcionarte un masaje reductor y anticelulítico ya sea para bajar esa grasita atorada o simplemente para moldear. Obviamente es necesario que realices algún tipo de ejercicio y una dieta balanceada, sin exagerar ya que todo en exceso hace daño, y de esta manera apoyar estos masajes reductores. LOS MASAJES REDUCTORES mejoran la tonicidad de la piel ya que ayuda a tener una mejor circulación linfática, sanguínea y venosa. De esta manera se reducirá considerablemente los depósitos grasos.

El automasaje que te voy a compartir es para el vientre y el abdomen. Aquí es más frecuente que encontremos depósitos grasos, la inflamación existente en esta zona es ocasionada entre otras cosas por retención de líquidos o simplemente por estreñimiento. Bueno déjame decirte que este masaje aparte de ayudarte para reducir la grasita localizada, mejorara tu digestión. Pro la inflamación solo se quitara cambiando algunos hábitos alimenticios, evitar algunos alimentos que provoquen una digestión lenta.

ES IMPORTANTE LA SIMETRIA EN LOS MOVIMIENTOS DE TU AUTOMASAJE evita que sean bruscos, al contrario deben de ser fluidos y con movimientos suaves y constantes.

LA RESPIRACION debe ser relajada y profunda. Esto hara que disfrutes del masaje y que haya una sincronización entre el masaje y tu respiración.

AUTOMASAJE

Para esto vas a necesitar 2 cosas: 1 crema reductora y constancia

Sobre tu piel limpia y seca aplica la crema reductora en todo tu abdomen, vientre y costados.

Recuéstate sobre tu cama.

VACIADO DE ABDOMEN: Pon tus manos a los costados de tu ombligo y presiona hacia adentro y luego hacia afuera. MANTEN TUS MANOS SIEMPRE SOBRE LA PIEL, NO LAS LEVANTES. Realiza este masaje durante 2 a 3 minutos.

MASAJE OSCILATORIO: Haciendo presión, desliza tus manos de un lado hacia el otro o de arriba hacia abajo en tu abdomen, presiona, empuja y arrastra la piel sin despegar tus manos del abdomen. Mantén este movimiento de 2 a 3 minutos.

MASAJE CIRCULAR: En sentido de las agujas del reloj realiza muy suavemente un movimiento circular que abarque todo el abdomen y así no obstaculizar el tránsito intestinal. Repite también por 2 a 3 minutos.

U INVERTIDA: De acuerdo a como se encuentra ubicado nuestro intestino grueso, presiona con tus manos sobre tu abdomen formando una U invertida y de esta manera arrastra la piel con cuidado. Repite 2 a 3 minutos.

PINZA RODANTE: Durante 10 minutos vas a pellizcar tu piel como si estuvieras amasando un rollito, con dirección hacia abajo. Este masaje es para ir rompiendo la grasa y así aumentar la circulación sanguínea en esta área para que se disuelva esta grasa localizada.

TERMINA CON UN MASAJE SUAVE general sobre todo tu abdomen. Este masaje puedes realizarlo máximo 2 veces a la semana.

Recuerda cómo te mencione anteriormente, acompañar estos masaje con una dieta balanceada y ejercicio. Se constante y no te arrepentirás de los resultados.

Deja una respuesta