¿Cómo sé cuál es mi tipo de piel?

como-saber-mi-tipo-piel-grasa-mixta-normal-seca-sensible

Al momento de buscar una crema,  maquillaje, o cualquier tipo de producto para el cuidado facial, los expertos recomiendan elegirlo de acorde a tu tipo de piel, es ahí cuando nos hacemos la gran pregunta ¿Cuál es mi tipo de piel? ¿Cómo saberlo? ¿Sera que mi piel es grasa o seca? ¿Hay más tipos? Estas preguntas serán respondidas en el artículo, así que ¡sigue leyendo!

Se consideran normalmente 5 tipos de piel, cada una de ellas tiene sus propias características, para lograr un aspecto saludable deberás conocer tu tipo de piel, y así darle el cuidado que más necesita. Entre ellas se encuentran: Piel grasa, piel seca, piel mixta, piel normal y piel sensible. Ahora describiremos cada una de ellas, ¡Encuentra la tuya!

Tipos de piel

  • Piel grasa: La piel grasa tiende a producir más sebo del necesario que se puede reflejarse en lo brillante de la piel, lo que desencadena en granos, espinillas, puntos negros y poros de gran tamaño. Las causas varían entre la predisposición genética, el estrés y las hormonas. Una piel grasa debe exfoliarse a menudo para evitar la suciedad y la limpieza con productos naturales astringentes es beneficiosa
  • Piel seca: Si la piel se te escama con frecuencia, si tiene un aspecto apagado, entonces tu piel es seca. La piel seca, al contrario de la grasa carece de hidratación y lípidos naturales. Como consecuencia es menos elástica, más tirante y es común que sea susceptible a los factores ambientales. El mejor aliado es una crema hidratante que fortalece las barreas de protección natural.
  • Piel normal: Es elástica, suave, con poros pequeños y un tono rosado, sino la sientes tirante por la mañana, significa que tienes la piel normal. Para mantener su estado saludable necesitas hidratarla y protegerla. Aconsejamos exfoliarla de una a dos veces por semana, para mantenerla vibrante y suave.
  • Piel mixta: Llamada así por que es una combinación de los dos tipos anteriores: puede ser normal-seca o seca y grasa en la zona T. presenta un aspecto brillante y tiende a desarrollar pequeñas impurezas en la frente, nariz y barbilla. Para conseguir un equilibrio, utiliza siempre un producto especial para tu tipo de piel.
  • Piel sensible: Es la más susceptible a los factores externos tales como el estrés, el aire, contaminantes o luz UV. La piel sensible siempre necesitara cuidados especiales que la alivien y al mismo tiempo refuercen la protección natural. Esta piel reacciona a casi todos los productos causando irritaciones, sarpullidos y picores. Por lo que los productos naturales son idóneos para este tipo de piel.

Si aún tienes alguna duda sobre tu tipo de piel te mostraremos una prueba sencilla para que logres descubrir cuál es tu tipo de piel, los pasos son los siguientes:

  1. El primer paso es lavarse la cara con agua tibia y algún producto suave. Es importante que no estés usando maquillaje.
  2. Deja que tu cara se seque normalmente, evita tocar tu cara durante este paso.
  3. Pasada la hora, limpia tu cara con una servilleta, presta especial atención a la zona T.
  4. Compara resultados:
  • Si notas que la piel te queda tirante, significa que tenemos la piel seca.
  • Si notamos brillos en la piel, y sentimos la frente algo grasienta significa que tenemos la piel grasa.
  • Si los brillos nos salen solo en la zona T mientras que las demás partes del rostro (en especial las mejillas) están secas , significa que tenemos la piel mixta.
  • Si no la sientes tirante, ni con brillo en alguna parte esto significa que tenemos la piel normal.
  • A estos tipos de piel, se le puede sumar la sensibilidad de la piel al sol, productos en específico, viento frio, etc.

¡Esperamos que esta guía para saber qué tipo de piel posees sea de gran ayuda para ti! Desde ahora podrás amar y cuidar a tu piel como ella se lo merece

Deja una respuesta