Los secretos y las características de los cuidados antiarrugas

Envejeciendo, vemos las primeras arrugas que aparecen en la piel. Ojos, mejillas, frente, cada parte de la cara tiene sus arrugas y ahí empieza la lucha para todas las mujeres de una cierta edad. Hoy, la industria de los cosméticos proponen muchos productos para luchar contra estas marcas del tiempo. Entre los sueros y las cremas, cuales son los secretos y las características de los productos antiarrugas ?

Aquí están todos los consejos para escoger el cuidado adecuado para cada una !

La crema, producto más famoso para luchar contra las arrugas

El producto cosmético que todas conocemos para luchar contra las arrugas es la crema. Existen cremas para todos los tipos de piel y para todas las edades.

Las cremas antiarrugas se pueden usar a partir de los 20 años para prevenir la piel del envejecimiento. Son adaptadas a las pieles jóvenes y el objetivo es más bien hidratar la piel. A partir de los 30 años, lo mejor es alternar entre una crema de día y la crema antiarrugas. Por fin, el uso de cremas antiarrugas en la mañana y en la noche es recomendado a partir de los 40 años.

Recién aparecidos, los sueros se vuelven una arma contra las arrugas

El suero puede ser usado con regularidad o de manera puntual. Como las cremas, existen sueros para todos los tipos de piel y todos los problemas cutáneos. En la lucha contra las arrugas, los sueros ayudan a alisar la piel para difuminar lar arrugas.

Para las arrugas, favorecemos un suero que contiene ácido glicólico, un ácido de frutas con extractos de caña de azúcar, betabel y uvas, que estimula la actividad celular. Se suele usar en la noche antes de su crema de noche. Si el suero es más cremoso, se puede usar solo, en la mañana.

Aplicar su cuidado antiarrugas de la buena manera

Los cuidados antiarrugas se deben poner en una piel limpia, sin maquillaje para que los componentes penetren la piel de manera eficaz.

Para la aplicación de la crema, se pone obviamente en cada zona de arrugas de la cara (rincones de los ojos, de la boca) pero casi siempre olvidamos el cuello y escote, que son zonas de piel fina y entonces propensas a arrugas.

La aplicación del suero es un poco diferente que para la crema. Primero, se pone unas gotas en la palma de la mano y se calienta con la otra palma con gestos circulares. Luego, hay que poner las manos en la cara, primero en la frente y el mentón y luego en las mejillas. Por fin, tienen que golpetear las zonas tratadas y alisar la piel del centro hacía el exterior.

Cuidado con el suero ! No se pone cerca de los ojos, que representan una zona delicada y frágil.

Ahora tienen todas las informaciones para escoger el buen cuidado antiarrugas para su piel !


Deja un comentario