Cuidados para el cabello después del verano

cabello-playa-arena-cuidados-sol

Esta temporada está llena de mucha playa, piscina, salidas al parque y muchísima exposición al Sol y aunque ya sabemos que tenemos que cuidar y proteger nuestra piel, olvidamos por completo el cuidado de nuestro cabello.

La sal del mar y el cloro que contienen las piscinas, en unión a los rayos ultravioletas, agrede la salud, la humedad y el brillo de las puntas y el cabello en general.

Si lo has notado, al salir de la piscina ves que tu cabello se encuentra reseco y como si no pudiera humedecerse; esta es una de las consecuencias de no cuidarlo bien, sin embargo, no está del todo acabado. Existen muchas maneras de volver a darle vida a tu cabello y hoy te traigo lo esencial que debes hacer para después del verano.

Olvídate de la plancha

Aunque tengas el cabello más sano del mundo, no puedes alejarte de los daños que causa tanto la plancha como el secador en tu cabello, por lo tanto es indispensable que lo dejes descansar.

Si estuviste expuesta al Sol, por lo menos unos 4 o 5 días, es importante que durante la semana siguiente no utilices ningún tipo de calor sobre el cabello, ya que esto podría agravar los daños de resequedad y quiebre que presente tu cabello. Lo mejor es lavarlo como de costumbre y dejarlo suelto para que se seque con el aire.

Baños de crema o mascarillas

Los baños de crema son la opción número 1 para hidratar y revitalizar tu cabello.

Por lo tanto es ideal para esos días después de vacaciones. Puedes optar por mascarillas de aguacate o sábila ya que estos componentes ayudan a darle fuerza y vitalidad a las hebras.

Lo que te recomiendo es que laves tu cabello dos veces por semana y lo apliques de medios a puntas, dejando reposar las mascarillas (preferiblemente con un gorro térmico) durante unos 15 o 20 minutos. Masajea el cuero cabelludo y el cabello en general para que penetre bien y enjuaga con agua tibia para mejores resultados.

Corta tus puntas

Si ya de plano tienes el cabello muy deteriorado, deberías optar por un corte de cabello o por lo menos un despunte, pero calma, no te alarmes, solo es cortar las puntas abiertas.

El cortar unos 2 o 3 centímetros de puntas eliminará todas las que se encuentren abiertas y con horquillas para así permitir que el cabello se fortalezca y crezca más sano. Luego de cortarlo debes encargarte de recuperar la salud de ellas, esto lo puedes hacer usando aceites y acondicionadores que nutran tu cabello.

Deja una respuesta