Propiedades de belleza de la lavanda en tu piel

Propiedades-de-belleza-de-la-lavanda-en-tu-piel

La lavanda (lavendula officinalis) es una de las tantas plantas que la naturaleza nos ofrece, de usos medicinal y cosmético, ha sido utilizada durante años para el cuidado de nuestro cuerpo.

Es una planta originaria de África y Europa, reconocida por su forma de espigas alargadas y flores moradas, junto a su aroma delicado, equilibrante y relajante, es una de las plantas más cotizadas en la industria cosmética y del cuidado de la piel.

Propiedades físicas

El aceite de lavanda es delicioso como RELAJANTE. Sirve de mucha ayuda en caso de estrés, ansiedad y depresión, pues servirá como inductor para abrir la mente y de esta manera relajarla para combatir cualquier síntoma de mucha tensión.

Al ser un aceite con propiedades relajantes, brinda armonía y paz a nuestra mente y cuerpo. De esta manera ayuda mucho a episodios de INSOMNIO  y a DOLORES DE CABEZA.

Los efectos sedantes de la lavanda, combaten eficazmente las sensaciones de ANGUSTIA Y ANSIEDAD que sufren las personas nerviosas o inquietas.

Propiedades Cosméticas

Reduce los dolores musculares, por lo que es un excelente ANTIINFLAMATORIO.

Es REGENERANTE por lo que es excelente a la hora de combatir problemas en la dermis como el acné. De esta manera ayuda a activar el metabolismo celular y aliviara la piel cicatrizando y desinflamando las heridas. Además al ser ASTRINGENTE ayudara a incentivar la producción de aceite de la piel.

Es un ANTISEPTICO poderoso, elimina gérmenes y bacterias. Es ideal para infecciones en la piel.

Ayuda en el combate contra las arrugas por sus propiedades regenerativas en la piel lo que la hace  un ANTIOXIDANTE de gran espectro.

Provee a la piel de mucha HIDRATACION, evitando la resequedad por el frio o por la sobreexposición al sol.

Al regenerar los tejidos de la piel, es un Rejuvenecedor eliminando piel áspera y rugosa del cuerpo.

Es un gran LIMPIADOR de la piel, ya que arrasa con poros obstruidos y suciedad acumulada en ellos.

Cómo preparar aceite de lavanda

Como leíste te habrás maravillado de las propiedades de esta mágica planta, por lo que ahora te compartiré la receta para preparar el aceite de lavanda en casa y las mezcles con tu crema corporal.

NECESITAS:

  • Flores secas de lavanda (aproximadamente 1 taza)
  • 2 tazas de aceite de almendras o aceite de oliva

Procedimiento

Machaca o tritura un poco las flores secas de lavanda. En un cazo u olla pequeña pon a calentar con cuidado el aceite y cuando este caliente agrega las flores trituradas. Pon a fuego suave durante 2 horas. Deja enfriar y posteriormente cuela el aceite y guarda en un frasco limpio de vidrio, tápalo bien y guarda en lugares oscuros. Que no les el sol para que no se descomponga.

Este aceite lo puedes utilizar para relajarte usando un par de gotas en cada sien y con movimiento circular date un suave masaje.

Agrega un par de gotas en tu crema corporal para aumentar el poder de hidratación y nutrición.

Deja un comentario