Innovaciones cosméticas para la piel con estas nuevas mascarillas

Ya conocemos las mascarillas clásicas para la piel, de arcilla, aguacate, pepino o plátano. Hoy, las marcas quieren innovar y crean mascarillas futuristas e innovadoras, usando la tecnología y su pericia.

Mascarilla negra, imán o “segunda piel”, estas nuevas mascarillas tienen una eficacia decuplicada contra los puntos negros, el acné, las arrugas y marcas del tiempo o la tez apagada.

La mascarilla asiática “segunda piel”

La mascarilla “segunda piel” nos viene de Corea del Sur, donde fue un éxito para todas las mujeres, por su eficacia y desempeño.

Es una hoja fina hecha de una fibra natural y vegetal llamada bio-celulosa. Su forma hace que adhiera mejor a la piel, sin dañarla. Es muy fresca y cómoda durante la aplicación.

Existen mascarillas “segunda piel” de varios componentes y para varios usos : orquídea para el tratamiento anti-edad, rosa y granada para un efecto vigorizante, aguacate o loto para nutrir la piel, purificadora o para dar un efecto mate.

Esta mascarilla se puede hacer una vez a la semana y su precio queda muy asequible.

Remedio anti puntos negros : la mascarilla negra

Ya encontramos el remedio milagroso contra los puntos negros ! La mascarilla negra se compone de carbón vegetal y también cura el acné y reduce la producción de sebo.

Es una mascarilla muy fácil de usar, como las mascarillas clásicas. Limpia la piel de las impurezas y puntos negros, la alisa y cierra los poros.

Cuidado ! En Internet, podrás encontrar muchos tutoriales para realizar tu propia mascara negra con carbón y pegamento. El pegamento puede ser muy peligroso, irritar y quemar la piel. Favorece las mascarillas negras que puedes encontrar en las tiendas a muy buen precio.

Mascarilla imán, la tecnología en cosméticos

Entre las innovaciones de mascarillas para la piel, la más futurista es la mascarilla imán. Está hecha con polvo de hierro y un mineral llamado turmalina negra energizante.

Esta mascarilla ayuda a eliminar las impurezas, toxinas y contaminantes presentes en la piel y la ilumina y protege. También su acción electromagnética reduce las marcas del tiempo y lucha contra las arrugas.

La experiencia es innovadora y lúdica porque la mascarilla se quita con un imán. La sensación es relajante y sensorial. Es muy fácil de usar pero el precio queda un poco alto, ya que el concepto es muy nuevo y todavia poco explotado por las marcas.

 

Deja un comentario